LaCoRaMeCo Argentina

LA CONFEDERACIÓN
de Radios y Medios de Comunicación de Argentina

Kicillof impulsó un Pacto con el Pueblo y pidió derrumbar la Ley Bases

http://www.lacorameco.com.ar/imagenes/Kici_acto_18-05.jpg
En el multitudinario plenario de la militancia realizado en Florencio Varela, el gobernador se perfiló como antagonista de Milei. Llamó a construir una alternativa popular al modelo de hambre. En el final de una semana en la que acumuló millas hacia el plan 2027, Axel Kicillof cerró ante una multitud el plenario militante «La Patria no se vende», organizado por intendentes, movimientos sociales y sindicatos que le vienen pidiendo que conduzca el peronismo. Allí, el gobernador volvió a posicionarse como el principal opositor a Javier Milei y llamó a construir «una alternativa popular al modelo de hambre» del gobierno libertario. Pidió marchar contra la Ley Bases «hasta que se derrumbe» y cargó una vez más contra el «Pacto de Mayo», al que contrapuso el «Pacto con el Pueblo» que se votó durante el plenario.

El acto reunió a 35 mil militantes nucleados en las multisectoriales que comenzaron a armarse en cada distrito, con la venia del mandatario, apenas asumió Milei, en diciembre de 2023. Sindicatos, organizaciones sociales, intendentes, legisladores y dirigentes del Frente de Todos coordinados por la «mesa política» de Kicillof, terminaron confluyendo este sábado en el polideportivo Thevenet. No hubo presencia de La Cámpora, ni siquiera de los ministros que forman parte del gabinete provincial. Hubo mesas de debate a lo largo de la tarde y al final, la elaboración de un documento con diez puntos denominado Pacto con el Pueblo.
Kicillof habló en el cierre, tras la votación a mano alzada de todos los presentes del documento con los diez puntos, entre los que se encuentran un Estado presente, la continuidad de la educación y la salud pública y gratuita, la defensa de la industria nacional y el empleo, de fijar tarifas razonables y garantizar el derecho al futuro. «Me pone feliz ver este encuentro en el que vinimos a discutir lo que pasa pero también qué vamos a hacer para adelante», arrancó y fue interrumpido por los cánticos «Se siente, se siente, Axel presidente».
En este marco, el gobernador definió al plenario como un acto «de lucha», de rechazo «a la intolerancia y agresión» del presidente Milei y de oposición «a la crueldad como práctica política». Repasó cada una de las medidas que tomó el gobierno contra la gente, aseguró que la pobreza subió 20 puntos en estos meses, y envió una advertencia a los libertarios: «No pasarán por encima de los derechos de la provincia de Buenos Aires».
Aseguró que el presidente mintió «alevosamente» en la campaña y lo acusó de realizar «una formidable estafa electoral» ya que el ajuste no lo está pagando la casta sino los argentinos. «El ajuste de Milei lo está pagando el pueblo, la clase media, la industria nacional. Lo están pagando los 17 millones de bonaerenses», describió y le pidió que dé marcha atrás como hizo con las prepagas: «Hágalo también con los consumos populares, cuídele el bolsillo a la gente».
Reiteró que no firmará ningún pacto con el gobierno nacional y explicó por qué no lo hará. «No es un pacto: pretenden que firmemos la plataforma de Milei y no estamos de acuerdo. Nunca nos llamaron, nunca conversaron y ahora quieren que vayamos a firmar», señaló y les sugirió con ironía que trasladen la fecha de la firma, que se iba a hacer en mayo (pero se pospuso), «al 4 de julio», en referencia a la fecha de la independencia de Estados Unidos.
«El único pacto que tiene la provincia de Buenos Aires es con su pueblo», disparó el gobernador y llamó a construir «una alternativa popular» al modelo que propone La Libertad Avanza. «Que lo entiendan bien: no es de dirigentes ni marketing, es un pacto real que se demuestra trabajando, recorriendo, y sepan bien que tiene un elemento que consiste en construir una alternativa del campo popular a esta política de hambre, de persecución, de vaciamiento, de entrega», agregó.
Kicillof también reivindicó la bandera del federalismo y le puso un marco a los acuerdos que firmó días atrás con los gobernadores de Chubut, Ignacio Torres, y de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, enrolados en el PRO y la UCR, respectivamente. Sostuvo que a las provincias les seguirá ofreciendo «la solidaridad de la provincia de Buenos Aires» porque, subrayó, «no vamos a aceptar la disolución nacional ni el sálvese quién pueda».
En otro tramo de su discurso, el gobernador le pidió al líder libertario que «respete la legitimidad» de su gobierno, de otros gobernadores y de los intendentes que también fueron electos en las urnas. Y le reclamó que le transfiera a la gestión provincial las obras públicas si no quiere continuarlas. «En la provincia, con esfuerzo, sacrificio e inteligencia la obra pública se sigue», apuntó.
Casi en el final, anunció que el plenario definió oponerse y marchar «hasta que se derrumbe» la Ley Bases, que está siendo debatida en el Senado de la Nación y remarcó que no tiene «ni un artículo a favor» del pueblo argentino.
En medio de la tensión interna por el liderazgo en el peronismo, el mandatario citó varias veces a la ex presidenta Cristina Kirchner, como cuando aseguró que el déficit fiscal cero pregonado por Milei es «trucho» –como lo calificó ella en su reaparición en Quilmes- y también cuando recordó que la legitimidad de un gobernante no sólo la dan los votos sino las medidas que se toman en la gestión. También mencionó a Néstor Kirchner, a Juan Perón y a Evita.
Aunque no hubo referencias a la interna kirchnerista, las presencias y ausencias en el escenario hablaron por sí solas. Kicillof ubicó a su lado al ministro de Gobierno, Carlos Bianco, y el de Desarrollo de la Comunidad, Andrés Larroque, enfrentado abiertamente con la agrupación que lidera Máximo Kirchner. Ambos vienen fogoneando y encabezando la construcción de un armado político propio del gobernador.
También estuvieron arriba del escenario los intendentes Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Mario Secco (Ensenada), los más críticos de la forma de conducción de La Cámpora, además de Julio Alak (La Plata), Fabián Cagliardi (Berisso), Fernando Espinoza (La Matanza) y el anfitrión Andrés Watson. Dijo presente, además, la vicegobernadora Verónica Magario y la intendenta Mariel Fernández (Moreno), del Movimiento Evita. El sindicalismo también tuvo un lugar en primera fila en el escenario con el camionero Pablo Moyano a la cabeza y toda la dirigencia provincial de CGT y CTA.

Volver

19/05/2024 (8162)        compartir en facebook compartir en twitter compartir en Whatsapp



 


http://www.lacorameco.com.ar/imagenes/Ediciones-Ciccus-gif-300x270-1.gif

ARBIA CÓRDOBA
http://www.lacorameco.com.ar/imagenes/ar_cba.jpg

ARBIA CORAMECO EN LA CIDH OEA
http://www.lacorameco.com.ar/imagenes/CIDH-1.jpg